Ojo sin párpado

Luz

Por Federico Acosta Moreno

En nuestra cultura, Occidente, el aliado omnipresente siempre ha sido la luz; dejarse tocar por el haz es, figuradamente, el nacimiento, la procreación y la vida. Quienes viven así, en esta creencia tan sublime, flotan embriagados en la idea de la trascendencia, en la idea de controlar lo resplandeciente y vital, por lo tanto, aquello que se cree invaluable: la vida humana. En nuestra cultura no está privilegiado el captar el enigma de las sombras, de la oscuridad; no se asume como dada en ella la tendencia a representar la nada y lo no latente ni vivo; por el contrario, se pretende modificar las tinieblas a toda costa y a todo costo y, con esto, de nuevo modificar la vida y con ello la naturaleza. Para quienes, por el contrario, contemplan la naturaleza (porque no se le enfrenta sino se le asume, no se le modifica, sino se deja permanecer), el vivir sin la luz de la procreación es un modo de contribuir a la vida con algo que no es luz. Hay quienes, en primer término, se extrañan ante el poder aplastante del misterio de la oscuridad, después se sitúan en la contemplación de las mismas sombras, un paso casi circunstancial y, por último, la asimilación de la idea de que somos una parte de esta laberíntica, intrincada y maravillosa Tierra; en donde, para contribuir o trascender, la idea no siempre es enceguecedoramente luminosa, ni es la innovadora fuerza que busque el control del todo, sino, más bien, la sutil y casi imperceptible belleza de la oscuridad, de las sombras que también, nos guste o no, representan la vida.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Cristina González dice:

    ¡Buenísimo texto! Al inclinar la balanza hacia la luz, definitivamente se pierde la oscuridad, la otra mitad, y todo se desequilibra. Y es cierto, son dos caminos por los cuales llegar a lo mismo.

  2. Gloria dice:

    La visión parcial de la naturaleza y de la vida creo que en cierta forma tiene su fundamento en la ignorancia y el miedo. Me encanta tu frase “el enigma de las sombras”.

  3. Angel Carlos dice:

    Coincido plenamente con tu comentario. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s