Incierta certeza

Otra vez, rey poeta

Por Luis Ernesto González

Sólo por un momento,
hermano y maestro,
sólo por un momento,
pero ese lago que ves ahora mismo,
ahora mismo no está delante de mis ojos.
Yo veo unas máquinas que envenenan el aire
sobre las grietas de un lecho que sangra.

Los tuyos y los míos
se despiden a diario de lo que a diario ven.
Y otro día no tus hijos, no los míos,
no de estos destrozados,
otros hijos de otros verán ahora mismo
lo que tú y yo no vemos.

Tú ves por mí. Yo te veo en lo que fuiste
y veo la adoración de las nuevas tragedias.
Ellos verán y por ellos seremos
más que nosotros mismos.

Tú, oh, hermano sabio, inabarcable
lago ante tus ojos. Sólo por un momento.
(Porque los hijos de otros hijos
que no son tus hijos ni mis hijos
no verán lo que ahora mismo
ven los que no veremos. Y eso también
es sólo un momento. Y es ahora.)

Anuncios

6 comentarios sobre “Incierta certeza”

  1. Bello y doloroso poema. En efecto, tendríamos que despedirnos a diario de lo que a diario vemos. Eso es sólo un momento y hay que disfrutarlo o sufrirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s