Entreluz

El dichoso Allende las Fronteras

Por Alberto González Carbajal

Para la sargento Palulinkylinkydu,
aguerrida no creyente de lo que no ha visto.

La anécdota es muy simple: subí una foto al Facebook de cuando vivía en los Estados Unidos (¡uuuuhhh!, escucho este sonidito a lo lejos); abrazo a una sobrina y ahijada y mi apariencia está lejos de como luzco ahora (el tiempo no pasa: normalmente se queda en uno) y puse la siguiente leyenda en ese post: “Hace muuuchos años, cuando vivía allende las fronteras, así llegue a lucir; esa pequeña es mi sobrina y ahijada, hoy es una gran persona”. Se acerca la sargento Palulinkylinkydu, jefa de operaciones de la tropa loca, y me inquiere sobre lo que hago, le muestro la foto y le digo que ese soy yo; sus ojos, de por si grandes, se extienden como paraguas en tormenta. Lee con atención lo que escribí al pie de la misma y muy seria me dice: “Mira, pa’, ese no eres tú; ese es un señor que ya se murió y que se llamaba ‘Allende las Fronteras’. No sé por qué me quieres engañar, si hasta lo escribiste allí mismo”. Acto seguido, con toda su dignidad a cuestas, se va rápidamente. De nada sirvió explicarle y contarle la historia de cómo es que llegué a tener esa apariencia, de las circunstancias de ese momento, etc. Se montó en su macho y se negó a reconocerme…y en ésas andamos, pues sigue en las mismas.

La cuestión es que eso me dejó reflexionando sobre el tiempo y las personas que, de alguna manera, dejamos de ser; esos que se murieron conforme fueron llegando y pasando los años. Como dice Luis Eduardo Aute: “Esos rostros ya no llevan nuestros nombres”. Miro al chaval que se oculta tras el pelo largo y el intento de barba, y me doy cuenta que hay una gran parte de mí que se fue sin avisar, y lo peor es que no percibí su ausencia sino hasta que había pasado mucho tiempo. Por eso cuando reencuentro a algún habitante de ese lejano pasado que me dice la consabida frase de: “Es que estás igualito”, me brota la desconfianza como si fuera comezón en la espalda; no hay modo de controlarla.

Regreso a la foto. En esa época no tenía la menor intención ni de casarme ni de tener hijos, ni de tener que trabajar para mantenerlos. Lo mío era la exploración del mundo y sus confines, disfrutar de sus placeres de la manera más egoísta posible, que nadie se me interpusiera en el camino, todo era mío y sólo tenía que estirar la mano para tomarlo y disfrutarlo, música, lectura, comida, alcohol, placeres carnales, amor, viajes (no necesariamente en ese orden y sin cuotas preestablecidas), trabajar sólo lo necesario para cubrir mis necesidades. ¿Mi frase favorita? “A ver qué pasa”. Lo que importaba y lo que era real sólo era lo que estaba al alcance de mis sentidos. Lo demás era sólo parte de la decoración.

En esa época tuve mis primeros encuentros cercanos con la muerte. Ser atrabancado era mi condición natural.

Y por supuesto que no me arrepiento de absolutamente nada, ni me siento orgulloso de nada. Sólo es que soy consciente de que ése que está retratado en algún momento del que no hay registro se murió para dar vida a otro que también colgó los tenis… y así de manera sucesiva y constante para llegar al que soy actualmente y que también eventualmente abandonará este plano para quedarse sólo en el recuerdo de aquellos a quienes toqué de algún modo y en algún momento y lugar de los que me tocó transitar.

Llego entonces a la conclusión de que Palulinky (que es como se abrevia su nombre) tenía razón: ese de la foto sí se murió y, por tanto, yo no puedo ser el de esa foto. El de hoy es el que se formó a partir de los otros, los que se fueron.

Si me lo permiten les comparto la foto. Y nos encontramos aquí la semana entrante.

Chavis y yo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s