Incierta certeza

Elegía el amor

Por Luis Ernesto González

La muerte es un acto infinitamente amoroso.
José Revueltas

Ha llegado mi hermano a su Silencio
y ha entrado en él como la luz al prisma.
Su voz en el crepúsculo presencio;
su verdad no es ausencia, aún es la misma.

Corazón tembloroso se derrama
en mil colores y ecos, y es tan firme…
Tiembla de su poder aquel que ama
si hay amigos y amada que lo afirmen.

Me preguntas por él y lo conoces
tanto o mejor que yo, hermosa mía,
que de amor y de sombra reconoces

la cicatriz, la herida, la energía
de la Intuición Mayor y las atroces
batallas que ha ganado la alegría.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Martiux Pensado dice:

    Hermosa poesía, que sin lugar a dudas ha llegado a su destino, traspasando incluso lo no entendido… Abrazo enorme.

  2. Salvador Alvarez dice:

    Las ausencias… trascienden a presencias… se vuelve eterno y presente lo que fue efimero y material.

  3. Gloria dice:

    Que poema tan amoroso. Creo que su verdad será siempre la misma.

  4. Cristina González dice:

    ¡Hermosísimo! ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s