Yo lector

Y lo hermoso nos cuesta la vida

Por Juan Pablo Picazo

En una de sus canciones, Silvio Rodríguez afirma, con una violenta y descarnada sabiduría, que lo más terrible se aprende en seguida y lo hermoso nos cuesta la vida; es quizá por ello que las preguntas verdaderas nos las hacemos en los albores de la vida lo mismo que al final de ella, a veces las preguntas nos sobreviven por generaciones; una de ellas es la que Gustavo Adolfo Bécquer, para mi gusto el más grande romántico de España, se hacía: Los suspiros son aire, y van al aire. / Las lágrimas son agua y van al mar. / Dime, mujer; cuando el amor se olvida, / ¿Sabes tú a dónde va?1.

Sobreviviente feroz durante generaciones, esta pregunta de Bécquer (quien con toda seguridad la recogió no sólo de su sentimiento ante los desdenes de Julia Espín o la infidelidad de Casta Esteban, sino de otros históricos y desconocidos amantes sometidos a destierro antes que él), aparece explorada in extremis a lo largo de las páginas del poemario Nocturnos en cuarto menguante2, del poeta Luis Francisco Acosta, quien desde hace mucho, coordina el taller de letras de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

En dicho poemario, editado por la propia universidad, usted encontrará un escritor que se enfrasca exactamente en esa incógnita y que, luego de preguntarse a dónde va el amor que se termina, qué pasa con el amante derrotado, cuáles son los caminos de su exilio, se lanza en una persecución a través de esos mundos intangibles y describe hacia dónde se va el amor, descubre los azarosos caminos que el amador, expulsado de su reino, ha de seguir desorientado y doliente y nos muestra el sarcástico rostro de ese otro que le acosa: el desamor, monstruo brutal cuya existencia niegan muchos, pero vivo e insistente como pocos.

Nocturnos en cuarto menguante, es un libro donde se aprende que la ruptura no solamente duele y asombra, no sólo que destroza nuestros proyectados mundos, sino que enmudece y deja ciego, o como el poeta lo detalla: mucho antes/ de que hablaran/ los presagios/ cerraste los labios a la posibilidad del beso/ y las palabras. El amor que se pierde nos transporta hacia la nada entonces, punto fantasmagórico e incomprensible para quienes tienen el corazón lejos de ese trance.

La expatriación de quienes han perdido el amor transcurre en un sitio Donde nadie reclama para sí el páramo de tiempo/ donde florecen/ los vacíos. Este libro de Luis Francisco Acosta es pues, un viaje al centro de la desolación, de un infierno con sus respectivos círculos que nacen del amador abandonado; el poeta se transforma en un Virgilio y nos acompaña, explicándonos aquellos mundos con voces distintas, ora doloridas, ora muy cercanas a la resignación: Hubiera sido amable/ apagarnos mutuamente/ atenuar el ardor/ de la ternura/ con la humedad/ de un beso.

El también autor del libro Anacrucis, que publicara la UAEM en 1996, y Transfiguraciones, aparecido en 2003, en la tercera serie de la colección Voces del viento, de la Unidad Central de Estudios para el Desarrollo Social (Unicedes), nos enseña, en este viaje al mundo de la oscuridad y de la pena, que el dolor no es eterno, aunque siempre lo parezca y, de la misma forma que Dante alcanza a mirar la gloria luego de su recorrido por los salones del infierno, el amante construye, si está preparado para ello, su propio un final feliz logrando hacernos pasar con él, al otro lado de la cuerda tendida sobre semejante abismo y poniendo delante nuestro de nuevo al amor como si fuera la tierra prometida.

1 Bécquer, Gustavo Adolfo Obras selectas Rimas (rima XXXVIII, p. 45) Edimat Libros, Madrid, 2000 pp. 424

2 Acosta Lusi Francisco, Nocturnos en cuarto menguante, UAEM, 2000

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Gloria dice:

    Gracias por abrirme el apetito de leer a Juan Francisco Acosta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s