Semilla de anís

Un roble

Por Rocío Magallón Mariné

Para Alejandro Chao y Sara

A un roble no se le puede matar,
sus raíces han sido tan profundas,
sus ramas tan fuertes,
su sombra tan amplia,
sus semillas han volado con el viento
y han sido esparcidas
y han sido sembradas
a veces sin querer;
a un roble no se le puede desaparecer
siempre está ahí
grande
aunque esté en silencio
y con el tiempo pase desapercibido.

One thought on “Semilla de anís

  1. Gloria 21 mayo, 2014 / 11:22

    La esperanza está en la vida y belleza engendrada por esas semillas. Las raíces llegaron al corazón de muchos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s