Incierta certeza

Poemicros de lluvia y fuego (II de II)

Por Luis Ernesto González

I.
Árbol, cada gota que guardas tras la lluvia
es el centro de un sistema solar acurrucado.
Duermen los pájaros, arcas sus nidos y ya no diluvia.
Son, en tu amabilidad, nebulosas dulcemente abrigadas.

II.
La Luna, también la Luna,
en cada gota de lluvia
que pende de los árboles.
Pálido llanto,
su belleza, pero enciende la sangre,
como el rojo plumaje de ese pájaro
que ya amanece.

III.
En las cerradas ramas de la niebla
hace un hueco la ausencia.
Faro de nadie, la luciérnaga.

IV.
Llegó el crepúsculo con un signo de extrañeza.
Llueven gotas de noche, mas parece
que mis ojos transparentes
lloran fuego y belleza.

V.
Encendí la nube
con tu corazón
para que me llueva
tu amor.

Anuncios

3 comentarios sobre “Incierta certeza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s