Entreluz

Y vuelve la burra al trigo

Por Alberto González Carbajal

Con esa frase nos referimos usualmente a eventos que se repiten, casi de manera natural o consuetudinaria; es decir, sabemos que va a ocurrir lo mismo que siempre, algo molesto en alguna medida, pero no podemos o no queremos detener el ritmo de los acontecimientos. Y es que resulta inevitable, de cara a los números que presenta la economía nacional, hablar de nuestro futuro económico.

Esta reflexión surge un poco como un grito de solidaridad con todos aquellos amigos cercanos (y otros no tanto) que día con día descubren que no han llegado al punto de la hambruna gracias a su familia o a sus amigos (situación en la que soy un verdadero experto): sin las familias nucleares este país estaría sumido en la más absoluta desnutrición, por decir lo menos.

Y es que, de nueva cuenta, la economía nacional va en picada. Ese crecimiento anunciado de entre el 2 y 3 por ciento es una verdadera falacia. De nueva cuenta no hay ventas, las empresas comienzan a despedir empleados de manera masiva, un día sí y otro también me entero por algún medio que un amigo o un conocido se quedó sin empleo y las únicas ofertas de trabajo están en el campo de las ventas o en alguna empresa de servicios con sueldos absolutamente ridículos. Los números nos dicen que existe casi un 16 por ciento de desocupación o subocupación y que la informalidad laboral ronda el 60 por ciento (revisen las cifras que publica el Inegi: aquí va la liga).

Eso quiere decir que cada vez menos empresas quieren tener en sus nóminas personas empleadas con todas las prestaciones de ley. Basta ser un poquito humano para comprender por qué esos números dan terror.

Mientras tanto, el gobierno actual insiste en que la economía va a repuntar “eventualmente” (eventualmente nos moriremos de hambre, eventualmente la gente que votó por este gobierno descubrirá que fue engañada como niño, eventualmente estallará una revolución)… Esa canción me la sé de memoria; fue un verdadero hit durante más de 70 años. Les puedo anticipar que en unos tres años nos van a decir que “las condiciones macroeconómicas mundiales impidieron que las reformas estructurales funcionaran a cabalidad para que se diera el crecimiento esperado”. (Revisen el sexto informe de gobierno de Carlos Salinas de Gortari, que es de donde tomé esta cita). El punto es que cada día la población, la gran mayoría, padece de nueva cuenta el embate de lo que comúnmente llamamos en México “carestía”.

En mi familia, yo soy el encargado de hacer las compras para el hogar. Cada vez compro menos cosas. Intento hacer un balance entre la comida saludable que necesito adquirir y la que puedo pagar… De manera inevitable descubro que la balanza se inclina cada vez más hacia lo segundo. Lo mejor cuesta cada vez más.

Después del breve respiro que tuve a fin de año, merced a clientes de la iniciativa privada que decidieron que podían invertir un poco en mis servicios de consultoría, de nueva cuenta se comienzan a cerrar algunas puertas y las deudas que tienen conmigo se alargan más de lo razonablemente soportable. Una ley de la pobreza: el trabajo se entrega porque se entrega en las fechas acordadas; la paga, en cambio, puede esperar hasta niveles de ignominia.

Para cerrar esta reflexión les podría decir: “Se los dije”; sin embargo, prefiero cerrar con otro dicho popular que, considero, se puede aplicar a esto que estamos viviendo; qué otra cosa podíamos esperar de este gobierno, que nos está demostrando que no sabe manejar la economía nacional (nunca lo ha sabido): como ustedes saben, “la cabra siempre tira al monte”.

Anuncios

Un comentario sobre “Entreluz”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s