Incierta certeza

Fantasmas y orquídeas

Por Luis Ernesto González

La orquídea dormía
entre sus reflejos
dentro de la gota
de agua…
que cayó y la cita
perfumó en secreto
charcos y empedrado
y fauna.

A veces despierto
en horas sin tiempo
y no existe el miércoles,
tampoco
los meses, los siglos,
pero sí la gota,
la orquídea en gotero
tan sólo.

Floreciente hueco,
rendija, rebasas
mi tan dócil ser,
prisión
tan civilizada;
no hay jardín y das
panales de luz
veloz.

Reencuentro a mis muertos
en horas sin día.
Están donde estoy,
silencio
de la duermevela,
y son como orquídeas:
Cronos abolido,
misterio.

¿También puedes verla?
Amada, la orquídea
vive todavía,
no cae
entre orquídeas líquidas
que aroman y bañan
la sombreada calle
y al ave.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gloria dice:

    Me parece de lo más poético: “Reencuentro a mis muertos en horas sin día.”

  2. Angel Carlos dice:

    ¡Qué hermosa poesía y qué forma tan especial logra evanescerla, aumentando su magia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s