Noctívago

Impotable

Por Juan Pablo Picazo

Resucitar no duele
si se ha bebido luz
antes del duelo.

Y si oscuridad y fango,
arderán los ojos
como perlas del desierto.

Hay restos de miradas,
pensamientos rotos
y contenidos besos
que dificultan
renacer abandonando todo.

Somos nada más memoria
y fantasmas que demandan
atención extrema.

Hemos de beber más luz
aunque seamos turbias ondas
de paisajes
en extrema inanición.

Y sabemos:
nublada es la noche,
poblada de acuosas presencias
que extinguen
palabras milenarias.

Juan Pablo Picazo en La hormega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s