Noctívago

Impalpable

Por Juan Pablo Picazo

Ciego tacto,
desvanecido el mundo,
no hay asidero a mis manos.

Vago
admirando
los fantasmas
de todo lo que fue.

No queda mucho, como sea,
pronto también se apagarán los ojos
y desconozco
si ya estoy sordo
o es solo el silencio del mundo
luego del fuego
y el silbido de las bombas
que lo han drenado todo de su forma.

No sé por qué
el hombre de las letras
sigue caminando
aunque respirar le duela,
todo es un absurdo ahora.

Toca al mundo
borrar las huellas de la lucha,
hacerse nuevos peces, nuevas plantas,
y quizá resucitar
las viejas razas mágicas.

Anuncios

Un comentario sobre “Noctívago”

  1. Tienes razón, a veces respirar la imperfección del mundo duele. Ojalá no acabemos con todo para que sea posible la renovación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s