Incierta certeza

Tantas metamorfosis

Por Luis Ernesto González

Gota que tiemblas
en la rama del árbol. Gota
casi, ya, alas líquidas
en vuelo a las raíces.

Quieres romper capullos.

—No la envidies,
también,
ella en su movimiento
se alimenta de ti.—

Te absorberá el geranio,
serás en sus colores
aunque ya no seas gota.

—Ella, la mariposa,
polinizando el cielo.—

En cuánta soledad que, compartida,
nos daba acantilados y sus puentes,
éramos islas de polen sin frontera.
Ese grito feliz que se confunde
con el silencio de la tierra mojada.

Agotada en la rama, temes perder tu nombre.
Te ganarás, nutriente,
Cae y empieza otra vida.
Ese olor de jardines
cuando se ha condensado el arco iris.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gloria dice:

    Que poema tan bello. Es reconfortante pensar en ser como gotas absorbidas por flores, y mariposas…dejarnos caer y empezar otra vida.

  2. Angel Carlos dice:

    ¡Qué espléndidas imágenes:
    “La mariposa polinizando el cielo” o “…cuando se ha condensado el arco iris.”!

  3. Nina Monreal dice:

    Precioso…!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s