El ornitorrinco

El imposible error humano

Por Juan Pablo Picazo

Si como se cree errar es de humanos ¿no será absurdo creer con ahínco en la frase misma? ¿No cabe la posibilidad de que dicha afirmación sea, como se dice, un craso error? Si esto es así ¿no es entonces el yerro la norma de los actos humanos? Este asunto, absurdo si se quiere, me ha tenido no pocas noches en vela y si al final he logrado dormir, he ensoñado visiones espeluznantes de un mundo cuya pauta es la pulcritud del acierto, la precisión de los actos humanos, la aséptica certeza previsible, el frío laurel, la desmedida mesura, el tino infinito repitiéndose hasta la náusea.

¿Usted diría que se ha equivocado alguna vez? Si errar es de humanos entonces ¿por qué avergonzarnos? ¿No debiéramos estar orgullosos de todo equívoco porque en su momento nos pareció lo correcto en función de lo poco o mucho que sabíamos? ¿No dicen que incluso uno ha de atesorar las consecuencias de sus errores como certeros caminos del aprendizaje? ¿A qué viene tanto jaleo con el señalamiento de los errores propios y ajenos, las ganas de no perdonar, el circo y la publicidad que se otorgan a los chascos de los políticos, las pifias de los deportistas, los gazapos de las estrellitas del espectáculo?

Errar es humano, pues. Haga pronto su autobiografía y procure hallar por amor de Dios o más bien de la humanidad, un buen catálogo de errores cometidos, cuantos más encuentre, más humano habrá usted de parecernos, más real, acaso más nuestro. No oculte sus equívocos, no se deje intimidar por los maniqueísmos implícitos de la mala literatura, el cine lacrimógeno o esa televisión rampante cuyos buenos protagonistas en su mayoría casi nunca se equivocan, en tanto que los burdos antagonistas, los famosos malos, los atroces villanos, siempre o casi desaciertan en uno o dos detalles que al final les llevan a la tumba o a la cárcel.

La tribu de los perfectos. Tejedor de tinta.
La tribu de los perfectos. Tejedor de tinta.

No señor, deje ya las culpas porque sus errores sólo son prueba de su imperfecta humanidad. Acaso debiera preguntarse en serio por la naturaleza de quienes se jactan de su éxito constante, de quienes ostentan infalibilidades que, o bien son traspiés de otros, o bien son errores hábilmente vestidos de seda que al final, errores se quedan.

De cualquier modo no se confíe, vigile estrechamente a la bruja de su vecina, quien afirma jamás equivocarse; tenga a mano su gas de ajo para usar la próxima vez que el noctívago compañero de trabajo alardee de no equivocarse nunca, rocíelo bien, no sea que se trate de un vampiro y como inhumana criatura, pues bueno, errores niguas.

No vaya a creer sin embargo que en este espacio promovemos la errata, no. Lejos de nosotros la tal presunción. No obstante si errar es humano como humano es reír amar y crear la cultura, pues qué se hace. Si la equivocación es la norma natural de los mamíferos parlantes, entonces las certezas, la precisión y la exactitud de su arte y sus ciencias son hijas de dicha norma. ¿O me equivoco? Bueno, quizá sí, pero como se deriva de lo hasta aquí expuesto, eso es lo que menos importa. Al menos por ahora, porque hay quienes asocian el error a la mentira y la certeza a la verdad, pero ya veremos.

Vaya usted pues a equivocarse alegremente, que mucho aprenderá de ello, sólo guárdese de hacerlo bien, pues los gazapos equivocados, las erradas pifias y los desacertados chascos, entre otros semejantes, le resultan harto intolerables hasta los más curtidos descaminados y podrían llevarle al lado oscuro sin salvación posible. ¿O me equivoco?

Anuncios

Un comentario sobre “El ornitorrinco”

  1. Mi imperfecta humanidad tiene claro (¿o me equivoco?) que aprender de los errores es el mejor camino para no perder la poca o mucha alegría de que gozamos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s