Crisálida

Ellas

Por Patricia Gutiérrez-Otero

A Jonathán Guevara

…el escándalo de tu pelo, Salomé;
el murmullo de tus pies, Sulamita;
la fragancia de tus caderas, Betsabé;
cantos donde naufragan los habitantes del desierto
porque no hay patria sin tus manos,
sin el lento ondular de tu rueca,
sin la gracia inestable de tus pasos
sobre la arena donde no dejan huella.

Sulamita, Ruth, Esther, la cananea,
con sus lienzos ardientes o sus graves puñales
y esa fuerza continua que imprimen al mundo,
con ustedes, hermanas, quisiera sumirme en el Océano…

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Gloria dice:

    Muy hermoso. Me parece una danza capturada en palabras. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s