Incieta certeza

Mi patria es de otro barro

Por Luis Ernesto González

Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes, ya desmoronados.

F. de Quevedo

Más derruidos están
los muros —¡ay—, de mi patria los muros,
que cuando el Leviatán,
con sus pasos oscuros
desmoronó en tu tiempo claroscuros.

Era tan alto el arte,
que el monarca cretino no podía
sentir que él era parte
del esplendor del día
sino del mal del hombre garantía.

Decadente —no en todo—
a la altura del peor de tus Felipes,
fue tu patria en el lodo.
Pero el verbo anticipe
lo que calle de ti quien se emancipe

y como tú haga en barro
la palabra doliente, inalcanzable,
oro de los guijarros,
que salve al miserable
de la muda idiotez de los culpables.

La expresión de lo humano
en tu tiempo venció las corrupciones
del secuaz, del tirano,
y dotó de expresiones
a lo mejor del alma y a sus dones.

Siglos de Oro, los tuyos.
En mis siglos gobierna el desconsuelo.
No nos queda el orgullo
de escritores en duelo
contra mediocres muertes en señuelo.

Tan idiota el tirano
como el artista presa de la fama.
Todos quieren la mano
de la perversa dama
besar al precio de apagar su flama.

Desmoronado el mundo,
supiste engrandecer lo que quedaba:
la experiencia, el profundo
escape de la esclava,
por fin liberta, el alma, por fin brava.

Hoy no nos queda nada:
el artista laureado es tan avieso
—sevicia en la mirada—
como el matón confeso
que delega al tirano los procesos.

Ni siquiera en recuerdo
pude encontrar un muro como el tuyo,
que protegiera al cuerdo,
al canto, a los arrullos,
al sutil arco iris del murmullo.

La impunidad, la estulta
ambición de explotar los espejismos,
siempre la daga oculta,
la traición y los mismos
cuentos que desembocan en abismos.

Tu cansancio no es mío,
pues tu palabra al tiempo ha derrotado.
Yo clamo en el vacío.
No es feraz este estado.
Este barro no esculpe lo sagrado.

3 thoughts on “Incieta certeza

  1. Carlota 19 marzo, 2015 / 01:05

    Hermoso! Un poema que entristece el alma.

  2. Gloria 18 marzo, 2015 / 17:58

    Tu poema es un canto triste que arrulla en este mundo que se desmorona.

  3. Angel Carlos 18 marzo, 2015 / 13:28

    Extraordinario poema, certero y hermoso.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s