Crisálida

Troya Lepanto Waterloo La Noche Triste

Por Patricia Gutiérrez-Otero

Fort comme la mort est amour,
implacable comme enfer est jalousie.

Cantar de los cantares

Regreso del campo de batalla
mis cicatrices son mis testigos
heridas recibidas en la noche
fuera de la trinchera,
por nosotros mi amor
por mí también por ella por él

Arrastro tras de mí a los muertos
que fallecieron con los ojos diurnos
con un nombre en la boca
con el grito asfixiado antes de tiempo
con el gozo empalado en las alturas

Regreso a una ciudad ya no mía
puertas cerradas nadie nadie
ningún hombro ningún pecho
ninguna mesa puesta
ni un lecho preparado

Con los amigos idos
con los amores olvidados
con los amantes desterrados
y con la soledad a cuestas

Mis cicatrices son mis únicos testigos
de aquella lucha
en este instante
en nuestro tiempo

Por mí por ti mi amor
por él también por ella

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Gloria dice:

    Tu poema me hace desear más la paz, el amor, la vida… y odiar más a la guerra en cualquiera de sus formas..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s