Sonetos, sonsonetes y otros versos de la calle

Teorema de Dios V

Por Juan Pablo Picazo

Porque anhelo de Dios, no imagen suya
somos, y andamos en tiempo de tierra,
no hay cosa en que El Señor no nos intuya:
bendiciones prodiga, pero aterra.

Sentenció los nuestros dichos humanos
y después instauró su eterna palabra,
gratitud quiere a la obra de sus manos:
el cielo, la luz, caverna macabra.

Mas nadie le ha visto: sea entonces la fe,
ciegos testigos gobiernan el mundo,
escépticos niegan bebiendo café.

Todos esperan su grito profundo
para confirmar que en verdad él es Él
y tarde saber si es dueño del mundo.

Anuncios

Un comentario sobre “Sonetos, sonsonetes y otros versos de la calle”

  1. Bien dices: tenemos un “anhelo de Dios”. Y creo que de un Dios que compusiera lo que “nos parece” que está mal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s