Semilla de anís

Sueños

Por Rocío Magallón Mariné

Para Viznú

Qué se dice en una noche que no acaba,
una noche muda de mi voz
llena de grillos y de luna,
como las hojas del naranjo.
A lado, tu cuerpo
entregado a la balsa de un sueño
cuyo cauce no conozco,
mientras rozas mi cuerpo
confundido entre manglares;
me reconozco en la penumbra
dibujo y desdibujo mi cuerpo una y otra vez
con el deseo de que despiertes
y me digas por qué sonríes a mi lado,
¿qué tiene la selva que te alegra?
La humedad es el silencio más profundo;
yo bogo en tu pecho
con la esperanza de ser en tu sueño
una mariposa que te observa.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Angel Carlos dice:

    ¡Muy lindo poema, Rochi, me encantó!

  2. Gloria dice:

    Yo creo que sonríe porque eres una mariposa que no sólo observa, sino que ama profundamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s