Incierta certeza

el

Querer es ser, si quieres

Por Luis Ernesto González

Olvido tus palabras como olvido mis sueños.
Recupero. Rearmo.
Feliz por el camino que siento cierto y firme,
camino sobre mí sin darme cuenta,
aterrado de mi fragilidad.

Tus ojos, un relámpago
que deslumbra espejismos. Pero es realmente un faro
porque llego.

Estás en el pantano y la soga te salva.
No esté en torno a tu cuello la misma, la soga,
la misma soga
anudada.
Umbilical prisión que protege la vida
acunada en terrores deleitosos del cosmos.

Reconstruyo tu voz, ¿qué me decías?
Apenas esta madrugada
soñé el sueño completo.
Y todos lo sabemos:
por un instante
el secreto se baña a la luz de un día claro.

Tus ojos, tus ojos, qué caer
en movedizo amor que se hace hogar.

Incierta certidumbre. Venga tu reino a todos.
Fugaz felicidad, cúmplenos un deseo
con sed interminable.

En la clara noche de la certidumbre, la Vía Láctea (Foto tomada del blog Alba Zero)
En la clara noche de la certidumbre, la Vía Láctea (Foto tomada del blog Alba Zero)
Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Angel Carlos dice:

    Lo lograste de nuevo: expresaste lo inefable con meridiana claridad. Siendo la imagen-vivencia tan bella, el poema lo ha sido también. ¡Eso es arte, eso es poesía! Felicidades.

  2. Carlota dice:

    Muy bonito poema!

  3. Gloria dice:

    Bello poema que en efecto recuerda la fragilidad de los seres y las cosas. Me gusta la frase: …”movedizo amor que se hace hogar”. La incomparable y “fugaz felicidad” atrapada en un poema y en una fotografía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s