Cuentámbulos

Las luciérmigas

Por Marcia Alejandra López C.

Había una vez, en un hermoso bosque, una catarina azul. Las otras catarinas rojas, amarillas y cafés, siempre la veían raro.

—¡Pero qué barbaridad! ¿A quién se le ocurre ser azul? —decían, indignados, los insectos del bosque, como si la catarina hubiera elegido nacer de ese color.

Desde chiquita, Catarinazul era distinta a las demás porque le gustaba pasear a la luz de la luna, bailar y soñar en vez de sólo comer y dormir. Y por eso la criticaban, por no ser “normal”, común y corriente; como todas, pues.

Mosqui Tito, su mejor amigo, le decía que no se sintiera mal; al fin de cuentas el azul es un color muy bonito.

Pero la catarina sufría; en su familia nadie era como ella. Y a pesar de que su abuelita le confeccionara hermosos suéteres de telaraña, a Catarinazul nada la consolaba.

Se aplicó crema bronceadora para lagartijas y fue con Madame Taran Tulé para que, con sortilegios y conjuros, le cambiara el color. Pero nada, seguía igual de azul.

Un día, doña Polilla Bonilla celebró su cumpleaños y todos los insectos fueron invitados al festejo; había pasteles, baile y risas. Pero cuando Catarinazul llegó, los concurrentes hicieron muecas y dijeron: “¡Ahí viene la catarina rara!”.

Le hubiera gustado que los demás la reconocieran por bailar ballet o porque hablaba moscañol a la perfección. Pero no, siempre salían con la cancioncita de que era rara. Y esa noche, entre pucheros y sollozos, Catarinazul lloró y lloró tumbada en su piedra favorita.

En esas estaba, limpiándose la nariz, cuando aparecieron de entre las sombras muchas lucecitas; unas por aquí y otras por allá.

—Ya no llores. Venimos a ayudarte —escuchó decir la catarina.

—¿Quiénes son ustedes? —preguntó, asustada, al verse rodeada de todas ellas.

—Somos las luciérmigas. Vimos tu tristeza y por eso estamos aquí.

—¿Luciérmigas? Nunca había escuchado esa palabra.

—Somos insectos diferentes: mitad luciérnagas, mitad hormigas. Por eso podemos iluminar nuestro hormiguero o enviar mensajes en caso de emergencia. Como ves, ser diferente es maravilloso.

—Pero seguramente ustedes son respetadas por las demás hormigas. No como yo; a mí nadie me acepta como soy.

—El problema no es ése, sino que tú no te aceptas —le dijo la más grande de todas—. Cuando te des cuenta de lo maravillosa que eres, independientemente de tu color, entonces todo será diferente.

—¿Así lo crees? —preguntó Catarinazul enjugándose las lágrimas.

—¡Claro! Ten, éste es un espejo Vetuluz. Con él sabrás quién eres en verdad.

Poco a poco, Catarinazul aprendió a verse como realmente era. Al principio le costó trabajo, pero poco a poco la luz de las luciérmigas le fue mostrando que, por ser azul, podía cantar hermosas canciones de cuna. Y así, junto con el melódico zumbido de Mosqui Tito, la catarina arrulló bebés hormiga y arañas enfermas que guardaban cama; escarabajos sonámbulos y también tlaconetes con insomnio. Todos ellos lograban conciliar el sueño de manera feliz gracias al canto de la catarina.

Ilustración: MA López

Ilustración: MA López

Por primera vez en su vida, Catarinazul se sintió dichosa de ser quien era y en su interior comenzó a surgir algo maravilloso: su propio conocimiento de aceptarse y sentirse contenta consigo misma. Y así, con el tiempo, Catarinazul se convirtió en una hermosa Catarinaluz.

Anuncios

3 Comments

  1. Linda novedad: La luciérmiga.
    Hormigas habla de trabajo incansable, de orden, de organización (como bien las retrata la fábula de Esopo).
    La Luciérmiga une lucidez e iluminación.

    Me gusta

  2. Profundo cuento hermosamente narrado (espero que lleguen a leerlo racistas y discriminadores). Ojalá siguiéramos el ejemplo de Catarinazul para transformarnos en Catarinaluz.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s