Crisálida

Día de muertos

Por Patricia Gutiérrez-Otero

A Juanelo, a los 43, a los miles

De los de ahora, de los de antes,
de aquellos que no conocimos
ni nos conocieron;
de los que se fueron pequeños,
apenas empezando a vivir;
de los que se fueron ancianos
cargados de experiencias
con el alma reconciliada
o siempre furibunda.
Día de muertos
porque la muerte es la muerte.
De los que se fueron sin saberlo,
de los que agonizan interminablemente,
de los que no supieron qué pasaba
y se descubrieron idos.
Porque la muerte es la muerte,
pero no ama la violencia ensañada
que arranca al hermano del hermano,
al hijo de la madre, del padre,
al compañero del amigo,
al amado de la amada,
empañando con sangre la mirada.

Foto: P. Gutiérrez-Otero
Foto: P. Gutiérrez-Otero

3 thoughts on “Crisálida

  1. Angel Carlos 2 noviembre, 2015 / 19:02

    Muy bello poema de Día de Muertos.

  2. Gloria 2 noviembre, 2015 / 11:18

    Bello y profundo poema. En efecto, la muerte por causas “naturales” se tiene que aceptar. Pero la muerte causada por la inclinación humana a la violencia es inaceptable aunque traten de justificarla de múltiples maneras.

  3. Carlota 31 octubre, 2015 / 12:00

    “La muerte es la muerte pero no ama la violencia ensañada” Me gusto mucho.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s