Incierta certeza

Desnaturalizado

Por Luis Ernesto González

Te acaricia la luz de la mañana.
Las nubes, destendidas,
remolonas en sábanas azules.
Tu piel desnuda en bosque y en montaña.

Balan en su paciencia los bien abrigados,
otros acechan flores desde su madriguera,
aran el aire insectos, zumban, canturrean;
terrazas, miradores las alas labradoras del osado.

Caducifolias caen llenas de fe
las que alimentan el siguiente suelo.
Criba una voz secreta la savia del sentido.
Vida y Muerte enmadejan la ausencia de porqués.

Y yo no quepo en ti más que como mirada.
Sí, tal vez con mis lágrimas haga feraz mi espacio,
mas prefiero dudarlo…
pues abonar mi exilio hará estéril el llanto, lo hará nada.

otono Tomás Calle Boyero
Foto: Tomás Calle Boyero (fotógrafo español)
Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carlota dice:

    Hermoso!

  2. Angel Carlos dice:

    Precioso poema desde el primero hasta el último verso. Como siempre, dices en él mucho más de lo que dices.

  3. Gloria dice:

    ¡Que hermoso poema! La frase “Vida y Muerte enmadejan la ausencia de porqués” me parece muy sabia. La foto es bella, fantasmal, estremecedora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s