Sonetos, sonsonetes y otros versos de la calle

Paisaje del ombligo de la luna

Por Juan Pablo Picazo

Yuxtapuestos mil pueblos con sus lenguas,
hicieron el país en donde vivo,
donde te aman mientras más te menguas
y te dejas matar confiado aquivo.

Rebujados en buen papel moneda,
los criminales de palacio cantan,
somos los demás un solio de seda
donde se apoltronan y nos yantan.

Se aplauden y se citan los señores,
se prestan la horca y el cuchillo raudos
para ejemplar castigo de abacores.

Pagan el favor de todos los laudos
y se estiman bellos, grandes actores
aunque sabemos todos que son jaudos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s