Crisálida

El gozo

Por Patricia Gutiérrez-Otero

Hoy, llovizna todo el día como un llanto lento y casi silencioso. La tierra sonríe: el agua le da vida. Sonríen las pequeñas semillas, las flores, los limones, la albahaca. Los perros deciden dormir, no hay nada mejor que hacer en un día así, sólo retirarse al interior de un lugar seguro y dejar que otros gocen las dichas que parecen desdichas. Uno bracea, como en medio del océano, para seguir avante, para no sumirse. Luego, sigue el ejemplo de los perros y deja que las cosas sean, y sigue el de las plantas para gozar la humedad de la entrepierna, porque algo crecerá ahí, porque hay ciclos de vida, de muerte, de gozo y sufrimiento, pero todo lleva a un no sé qué lugar, no sé qué estado, no sé qué… en donde el gozo reina. Todo está bien.

Gozo-Foto Patricia Gutiérrez-Otero
Foto: Patricia Gutiérrez-Otero
Anuncios

2 comentarios sobre “Crisálida”

  1. Dejarse ir, como lo que somos: parte de un todo, que por supuesto incluye plantas y animales y mucho, mucho más de lo que podemos imaginar. Bella narración y bella foto. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s