Rayoneros

Hedores de lo cotidiano

Gabriela Tapia Vega

Se miran con el olfato afinado como si intuyeran que lo saben todo. Es sólo una intuición, pero la cadencia de sus pasos atiborrados de historias lúgubres, míticas, sobrenaturales, lo susurra a gritos.

IMG_20150923_000555
Post humano dubitante. Picazo

Caminan distanciados los unos de los otros buscando siempre la cercanía, aunque cada vez que lo intentan el hedor es grande, abrasador, nauseabundo. Parecen quemarse mutuamente. Se disuelven tan solo con tocarse, se aniquilan al saborear sus contradicciones, sus angustias y pervierten su andar solitario buscando guía, buscando luz, engañándose con rastrojos y figuraciones, que se inventan para continuar por la estrecha vereda llena de acertijos, de engaños, de falsas elucubraciones.

Sí, sólo son fantoches con divagaciones verosímiles, con escándalos y gritos enfurecidos, silenciados en los profundos vacíos de la soledad, de la banalidad, de las habladurías, del falso constructo en el cual continúan cotidianamente, entre el tráfico y la muchedumbre, aparentando la certeza de esta argucia sempiterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s