Onirosofía

Naf del Jyrthán, el nimbógrado

Juan Pablo Picazo

Naf del Jyrthán es un amigo, o al menos eso creo de las correrías que hemos tenido juntos. Nuestros departamentos colindan por cinco de sus siete esquinas, así que casi no cabe más remedio que tropezarnos uno con el otro nada más entrar o salir de casa rumbo a cualquier parte. A veces no por supuesto, porque él no sale de casa en mucho tiempo, pues posee un transmapabordador de tecnología espacial plana por el que va y viene cada vez que quiere.

2014-07-14 18.26.03Yo no podría comprar uno de esos mapas de autotransporte que hasta hace apenas doce lunatos eran cosa exclusiva de las fuerzas armadas. Cuando eso ocurre me siento solo, pues Naf es el vernaghfanio más cercano que tengo, y como soy natural de Tannith, la ciudad madre y todo mundo me piensa un provinciano, ya ven ustedes.

Los vernaghfanios en general son caprichosos y altaneros. Creen que su ciudad es lo mejor del Mundo interior sólo porque fue la histórica capital del Imperio Panithánico, pero eso es ridículo en más de un sentido, sobre todo si lo miramos a la luz de Fracvelianos y Hernygel, cuyo opúsculo Principos de disipación menguantina, una visión de la destrucción en vida; ha dado nuevas certezas a los tecnopensadores acerca de la disipación de la gloria de Xinax’jaan, como cabeza del viejo imperio.

Pero al grano, lo que en realidad debiera ocuparme es la nimbogradía de Naf del Jyrthán, pues yo mismo he sido candidato a una en más de tres ocasiones. No que  yo lo busque, pero de darse, podría por fin, participar en la red de gobierno ciudadano de Vernaghfa, y aportar mis conocimientos de urbidad aprendidos en Tannith.

Las nimbogradías no se reparten así como así, y menos a los extranjeros, pero mi trabajo como agrósofo lindar en Gretán, mi labor sostenida como historiador de Tannith, mis estudios comparativos de urbocromía aplicada a los sistemas vitales de la antigua Panithania casi los tienen convencidos.

Naf del Jyrthán me ha llamado esta nohce para echarle un vistazo a su transmapabordador, se ha sintonizado con geografías impropias de nuestro mundo. Todos sabemos de la existencia de los trece mundos alternos, pero nadie va y viene entre ellos, pues Hygfarsen demostró en su célebre Tratado del tránsito los peligros de esos viajes propuestos y fue de hecho su obra la que motivó la destrucción de todos los puentúneles.

Ahora esto.

Mi amigo me ha dejado encargadas sus pertenencias, tomó un equipo básico de exploración y salió hacia un paisaje de plantas monstruosas, desolador. Me dijo que según sus lecturas se trata del mundo de los robots que procrean, seres cuyos cuerpos están basados en química carbónica y que queman oxígeno como combustible básico, se autonombran humanos.

Voy a alertar a las autoridades, hace quince dayos que no regresa.Lh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s