Otro mundo

Sábado, madrugada

Para Gabi

Juan Pablo Picazo

Puerto pensante
tus ojos, quiero.

Duermes diminuta
y extenuada
sobre tu longitud
de playa desnuda.

Si te miro ahora,
gracias a la alarma
y a mi esclavitud
por horas,
la apenas luz
que silente te acaricia
me provoca a dejarlo todo.

gabiiiiY las manos luchan por volver
a las sábanas revueltas,
a negar la existencia del mundo afuera
y sembrarte un hijo nuevo de la dicha,
una nueva, reflexiva voz
que se levante entre
tus hombros
y mi pecho.

Pero no,
todos esperan un pago de nosotros,
no, no les basta el fuego,
ni sus pasos lánguidos.

Enjaezado
salgo a la madrugada
y vaharadas
de esa humedad
que ya regresa al cielo,
me reciben
en abrazo
gélido
y carente
de promesas.

Invento yo
un compromiso,
un juramento:
regresaré a tu cuerpo
-dársena preciosa-
y a la risa
del hijo nuestro. Lh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s