Nubesomnium

Introducción al caos

Mishelle B. Badillo

– ¿Te despediste de ella?

– No, no pude.

Alcanzó a responder antes de que sus ojos se humedecieran y el nudo en su garganta se lo impidiera.

– Se fue, es ahora paloma, pez o el brillo de una

estrella.

– ¿Qué barbaridades dices? Cómo se te ocurre decir semejante cosa, cuando el organismo deja de funcionar, simple y sencillamente muere, no hay nada de magia, el cuerpo se reincorpora a la naturaleza como alimento de otro ser vivo y se acabó.

Espetó el exasperado hombre ante la afirmación de la encorvada mujer.

– No puedo creer tanta frialdad en ti Hugo.

Mencionó la desdichada mujer, que buscaba un consuelo y recibía un regaño.

– No es frialdad Javiera, es que no puedes afirmar que uno muere y se transfi

Foto: Luis Morales Vences.
Foto: Luis Morales Vences.

ere a otro ser vivo, es irracional, absurdo e inclusive irresponsable.

– Pero debes admitir que no crees del todo eso que dices, ¿no te da curiosidad saber si es cierta la reencarnación?

Mencionó con un dejo de ilusión y esperanza que se alcanzó a ver por un destello en sus ojos.

– La curiosidad es una capacidad inherente del ser humano, valiosa para la obtención de conocimiento, pero no existe algo factible para creer o afirmar que exista posibilidad alguna de regresar en otro ser vivo. Aunque ahora que lo mencionas, es cierto, yo sé que si mañana muero, en un mes estaré siendo carcomido por una mosca, después mi carne será excremento, posteriormente se desintegrará y se hará el polvo que acompañará al polen en el viento, el cual convertirá a la flor en un fruto y si éste madura, será devorado por un murciélago, o hasta una persona. En ése punto se podría decir que regresé a otro cuerpo humano, ahí está tu dichosa reencarnación.
Se puso de pie el hombre, e ignoró el dolor en sus rodillas para asumir una postura que reafirmara la seguridad de sus palabras.

– ¿Entonces quieres decir que la reencarnación es real?

– No, me refiero a que somos materia que no deja de transformarse mujer.

– ¡Pues yo prefiero creer que mi Cleta es una mariposa, una rana saltarina o un pequeño bebé que llora estridentemente en un hospital!

El foco que colgaba de un cable en medio de la habitación parpadeó rápidamente tres veces, y los dos ancianos prefirieron guardar silencio. Lh

3 thoughts on “Nubesomnium

  1. mishhkirei 15 septiembre, 2016 / 11:50

    Gracias Luis, siempre leo tus comentarios, es sólo que wordpress no me ha dejado responder en otras ocasiones. Aprecio que te tomes un tiempo para leerme.

  2. Mishelle B. Badillo 15 septiembre, 2016 / 11:46

    Muchas gracias Luis, siempre leo tus comentarios e ingreso a mi cuenta de wordpress pero no publica mis comentarios. Valoro que te des un momento para leerme y comentar🙂

  3. literatoluisrodriguez 14 septiembre, 2016 / 22:16

    Muy lindo cuento.
    Y agrego que pienso lo mismo.
    Nada se pierde todo se transforma.
    Por qué tenemos que ser diferentes?
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s