Paradojas

Justicia

Daniel Zetina

Un pequeño fragmento de meteorito cayó en la cancha durante la final del Abierto de París. Los tenistas se sorprendieron, el público casi entró en pánico… Por fortuna, el juez, luego de confirmarlo con su asistente, decretó que el meteorito había caído fuera y que por lo tanto no tenía importancia. Se escuchó un suspiro general. El partido se reanudó igual de aburrido que antes. Lh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s