Redenautas

La adición a los videojuegos

Alain A. Yllescas

Mi más reciente descubrimiento es Dungeon Gems un juego en donde se tiene que pelear contra oleadas de enemigos a un estilo de piedra, papel o tijera con un equipo de héroes con poderes elementales los cuales entrenas y evolucionas. Mientras avanzas, encuentras nuevos y más poderosos héroes que agregas a tu colección para llenar tu castillo.

Pero es aquí lo curioso, no pude parar, y es solo encontrar parejas.  De verdad, mientras que Assassins Creed y Dark Souls se encuentran en la sala acumulando polvo esperando a ser jugados, yo estoy cada vez más emocionado por derrotar a esos orcos de agua con el nuevo elfo de madera que conseguí al derrotar al dragón de las catacumbas. Pero la pregunta es ¿Por qué?

Por qué las personas se están perdiendo de aventuras maravillosas como Skyrim y prefieren destruir un montón de dulces en Candy Crush. Por qué Mario se queda en un segundo plano mientras entrenamos a nuestros héroes, conquistamos ciudades, cortamos frutas y corremos como locos por un tesoro perdido.

Solía usar la metáfora “los videojuegos son una pequeña droga” pero es verdad.

adicto1Estos juegos son literalmente adictivos, y los desarrolladores lo saben. Los juegos se programan de tal forma que hackean nuestro cerebro. Tomando ventaja de tu corteza cerebral, y teniendo enormes consecuencias en la forma en lo que consumes y lo que juegas.

Por esa razón, es importante saber los secretos de los desarrolladores de juegos portátiles, para ello es necesario entrar de lleno con la piedra angular, la dopamina.

Una pequeña molécula que básicamente es la hormona de la felicidad. Recuerdas aquella sensación al pasar el último nivel de ese juego que amas, o terminar con la máxima dificultad a aquel jefe con ataques totalmente injustos, la emoción al descubrir una arma secreta o solo admirar el nuevo motor gráfico que posee un realismo que es simplemente delicioso a la vista. Todo eso es causado por miles de cosquillas en tu cerebro cortesía de pequeñas moléculas de dopamina.

La dopamina es un neurotransmisor, significa que viaja a través de las células de tu cerebro. Cuando por fin terminaste ese nivel de las motos de agua en Batle toads tu cerebro salta para celebrar tu victoria y las neuronas emiten iones, creando una pequeña corriente eléctrica, esa potencia eléctrica golpea el final de la neurona, los iones tocan la dopamina que es disparada por el espacio entre las células, entonces, al ser lanzadas por la sinapsis, caen directamente a los receptores de dopamina que, afortunadamente, se encuentran al inicio de la neurona más cercana, como consecuencia, la dopamina viaja a la nueva neurona y el ciclo se repite, haciendo que tu cerebro tenga un “Shot” de felicidad, excitación o satisfacción.

Entonces si la dopamina nos hace sentir felices, por qué nos podemos aburrir con alguno de nuestros videojuegos favoritos. Bueno, el sentir que un juego se vuelva aburrido es por la desensibilización. En pocas palabras significa que las señalas transmitidas por la dopamina se apagan.

adicto2En cualquier tipo de adicción, ya sean drogas, alcohol, o mi personal, la coca cola, la adicción se vuelve cada vez más grande conforme el tiempo pasa. Las primeras veces que tomas coca cola el gusto es grandioso, en lugar de esperar una semana para tomar otra coca cola decides no esperar más y al día siguiente compras otra coca cola mientras comes en un restaurante, pero ahora pides una grande y sin hielo para tener aún más refresco en tu vaso, haciendo que tu cerebro libere grandes cantidades de dopamina en las primeras veces, pero con el tiempo tu cerebro empieza decirte “has tomado mucha coca cola últimamente, no se te antoja un té helado, un café, u otro refresco” y te lo dice removiendo los receptores de dopamina. Literalmente cerrando los receptores para que no cumplan su función. Entonces menos receptores funcionan haciendo que solo unas pocas hormonas logren pasar de neurona a neurona, dejando al resto fuera de la sinapsis y así le señal se vuelve más débil.

Claro que puedes conseguir la misma cantidad de dopamina, pero se requiere de más tiempo y mayor cantidad para obtener la misma satisfacción que al principio, y con el paso del tiempo más receptores se cierran, lo que significa que necesitas beber más coca cola en menos tiempo, creando así un ciclo que se vuelve peor hasta que básicamente necesitas beber coca cola cada hora para tener la misma cantidad de dopamina que conseguías al principio.

Pero a diferencia de la coca cola, que puedo conseguir cuando quiera, los videojuegos portátiles tienen la cualidad de regular la cantidad que consumes, esto previene la desensibilización, y la hacen de varias formas.

Primero se encuentran los niveles de introducción, en donde de manera muy fácil recibes premios, recompensas, desbloqueables y un montón de cosas. En mi primera hora en Dungeon Gems pude subir a mis personajes por lo menos diez niveles, tenías más de 15 héroes nuevos y desbloqueé un montón de niveles. Pero conforme avanzaba en el juego y se volvía más difícil, esos premios se hacían más esporádicos de lo que esperaba, pero en lugar de sentirme desanimado, me encontraba emocionado porque cada victoria se sentía importante, haciendo que la recompensa sea más satisfactoria.  Esto se conoce como el radio de variación del reforzamiento por tiempo. Es lo mismo en las máquinas traga monedas, tú no sabes cuándo vas a ganar, pero cuando sucede la sensación es muy alta. Y los diseñadores lo saben, por eso se aseguran que ganes solo lo suficiente para que quieras volver por más.

En segundo lugar y más importante, juegos como Dungeon Gems, Candy crush, Total conquest y más, tienen una mecánica que te limita el tiempo que puedes jugar, en una sesión puede pasar algunos niveles o si pierdes todas tus vidas el juego te obliga a esperar algunas horas antes de seguir con tu partida. Es decir que te detienen cuando más dopamina tienes, haciéndote que siempre quieras más, pero el hecho de que no puedas jugar todo lo que quieras hace que el videojuego se vuelva más satisfactorio a la hora de volver a jugarlo.

Esto se relaciona a lo que se conoce como la caminadora hedónica, básicamente cuando la situación de una persona cambia, sus expectativas de felicidad cambian de igual manera. Por ejemplo, las personas que han ganado la lotería no han declarado que se sienten más felices a comparación de antes de tener el dinero, sus deseos tienden a crecer, resultando que no permanezcan en la línea de la felicidad por mucho tiempo. El efecto se obtiene de personas que han quedado parapléjicas, ellos reportan un mismo nivel de felicidad antes y después del accidente que los paralizó.

Esto ocurre por el equilibrio de la felicidad. Es decir que si las situaciones cambian, dependiendo de qué tan adaptables somos a dichos cambios, nuestras expectativas de felicidad son modificadas. Pero con los juegos para celular que te impiden permanecer mucho tiempo en el punto más alto de dopamina, el equilibrio de felicidad no tiene cambios.

Pero aún falta un último punto para esta historia de dopamina.  No podemos sólo culpar a los juegos que son creados para captar la mayor cantidad de dopamina en tu cerebro y regulándolo para que la sensación no se pierda con el tiempo, tú también tienes algo de culpa.

Estudios han demostrado que del 10 al 15% de la población poseen tendencias adictivas, haciéndolos propensos a engancharse más a cualquier cosa, a los videojuegos por ejemplo, de ese porcentaje se encuentra una cantidad significativa de videojugadores.

Y es verdad, los juegos para celular son creados para ser más adictivos que muchas drogas, pero no te preocupes, no todo es malo. Los videojugadores que muestran estos signos de adicción también han demostrados que tienen mayor capacidad de organización, se sienten motivados al asumir riesgos, poseen un alto grado de IQ y un fuerte potencial de liderazgo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s