Locutorio

Jorge Cázares y el arte en el desarrollo social

(Primera parte)

Juan Pablo Picazo

Llegamos a Casa bermeja minutos antes de la hora acordada con el Maestro Jorge Cázares Campos. Nos esperaba ya mientras dirigía los trabajos de restauración de una techumbre construida a principios de siglo para dar sombra al pesado portón de madera de su hogar-estudio. Una vez que traspusimos sus umbrales cargando nuestro equipo, mandó suspender la obra unos minutos para evitar que el ruido se colara en la entrevista.

Durante unos pocos minutos debatimos acerca del mejor lugar del estudio para llevar a cabo la entrevista y al final, no fue La armería —la sala en la que el pintor recibe a sus visitas y desahoga sus asuntos— y tampoco en el salón de altos ventanales en el que toma cuerpo su obra, todo lleno de telas en proceso y en distintas fases, bocetos, pinceles, óleos, libros abiertoe en pleno trabajo de documentación, y la agenda de los compromisos abierta, con la anotación de nuestra llegada: “Entrevista con Juan Pablo, para Eje Sur Noticias.” “Y La hormega” me daban ganas de agregar.

Sol a plomo, calles reverberantes un poco a más de 30 grados Celsius. No era la luz el problema, en realidad huíamos del calor de Cuernavaca, que se dispensaba extenuante ese día. El paisajista más importante del estado de Morelos, zanjó la cuestión decidiendo por la fresca sombra de su biblioteca, y aunque debimos instalar nuestras luces para apuntalar la óptica de nuestras cámaras, el calor ni siquiera se parecía al de afuera.

La importancia del arte en Morelos

Ya instalados, abrimos el diálogo:

Juan Pablo Picazo: — ¿Cuál es la importancia del arte en una sociedad como la morelense?

Jorge Cázares Campos: —Hay que recordar, mi querido Juan Pablo, que Morelos, el estado, fue creado en 1869; pero que, desde tiempos prehispánicos, aquí estuvo asentada Tamoanchán. O sea, hay una liga directa de profundas raíces que hacen del nuestro un estado culto.

Aquí se reunían las diferentes tribus de toda Mesoamérica con sus sabios, con la gente de talento, con la gente que participaba en esas cosas importantes de los asuntos mesoamericanos, entonces venían los mayas, los aztecas, los olmecas, últimos éstos  de quienes formamos parte. Entonces ahí está precisamente el arraigo de la cultura en Morelos.

Luego viene la época colonial y todo lo demás que conocemos, (Morelos) siempre ha sido asiento de grandes personalidades de la cultura.

Habla con ese apasionamiento reposado que ha ganado con el tiempo. Dibuja mientras habla, algunos de sus ademanes pintan con aires seres de aire; o bien recuerda que están las cámaras y se concentra y las manos se vuelven menos elocuentes mientras lña voz, el glosario crecen.

JPP: — Usted ha sido testigo de su tiempo. ¿Cómo han cambiado los morelenses y los mexicanos ante sus ojos?

JCC: — Tenemos que recordar que en Morelos ha habido múltiples acontecimientos históricos de revueltas, guerras, de participación que han llevado a veces al desorden, pero que sin embargo, nuestra entidad siempre ha sido el recurso, siempre ha sido el lugar que eligen los intelectuales, los artistas, que elige toda aquella gente sabia, para vivir… eso ha enriquecido definitivamente a nuestro estado, a nuestra sociedad.

Es muy benéfico porque sabemos, se dice según encuestas, que la ciudad de Cuernavaca, después de la Ciudad de México, es la que más artistas y más intelectuales arropa. Eso debe de ser parte determinante de nuestro crecimiento.

De hecho, después de la Revolución, no existía tal cultura. La gente se fue huyendo de esa Revolución mexicana y se queda en el Distrito Federal, y poco a poco va acercándose nuevamente al terruño y va llegando también gente de otros estados, de otras latitudes, que lo van enriqueciendo con su participación a nuestra cultura.

Después viene un lapso si no ciego, sí muy disperso, hasta que Don Vicente Estrada Cajigal toma el poder como mandatario después de la Revolución hacia la década de los 30’s, y empieza a haber orden. Por eso se dice que siempre estuvimos, a pesar de la participación de los artistas y los intelectuales, en una baja productividad, una baja penetración en el concurso nacional. ¿Por qué? Porque no había esa integridad, no había esa integración de toda esa gente con el pueblo.

De acuerdo al pensamiento de Jorge Cázares, esa integración de los morelenses, lo neo morelenses y los allegados  es como una sinapsis que le permitió al pueblo morelense dar el siguiente paso. “Se ha ido logrando por fortuna y creo —afirma— que los hechos están ahí, cada vez tenemos mayor cantidad de gente que participa como promotores culturales, cada vez tenemos más participación de la sociedad para la cultura, de la cultura y viviendo de la cultura que en otros tiempos. Es positivo, muy positivo ver cómo ha ido creciendo nuestro estado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.