Locutorio

Jorge Cázares y el arte en el desarrollo social

(tercera y última)

Juan Pablo Picazo

— ¿Qué le falta aún por ver a Jorge Cázares?

El hombre completo que es, sonríe como quien anticipaba la pregunta y ya ha paladeado la respuesta, mira hacia arriba y hace un gesto que lo abarca todo y responde con ese entusiuasmo sereno del que son capaces sólo quienes se saben dueños de sí:

— Pues el mundo ideal por el que luchaba Tomás Moro. Quizá sea utópico, quizá sea eso, un mero ideal que ha costado mucho a través de los siglos, pero ese deseo de ver el amor, la armonía, la cuestión psotiva que se debe dar en cada uno de los pueblos del mundo, en todas las sociedades.

Creo que si reconocemos que todo ser humano tiene sensibilidad, creo definitivamente que ahí la pobreza, la marginación y todas aquellas cosas negativas que aferctan a una gran cantidad de personas, pueden ser errradicadas si se piensa positivamente en esa suerte de sinapsis social con la que sueño.

JPP: –¿Puede llegar ese escenario?

JCC: — Pues yo invitoa a todos a que penbsemos que no existen males y que si existen, acabemos con ellos. porque es posible arrasar con ellos. Saltemos los obstáculos para evitar que ellos nos aprisionen y nos lastimen…

Sus movimientos son enérgicos como los de un guerrero, su voz reposada como quien conoce el positivo desenlace de lo que plantea. Agrega:

–Definitivamente eso es lo que me hace fakta ver para que seamos eternamente felices…

Mientras pronuncia esta última frase señala su pecho con los dedos extendidos, a punto de desbordarse en emoción, para serenarse invoca la autoridad suprerior añladiendo a su corolario: “Bueno, hasta que Dios lo permita.”

Su mirada se pierde unos segundos, su voz se apaga enb un lento fade y cuando pensamos que ha terminado la idea, pareciendo recordar algo importante, vuelva al habla:

— Y para las juventudes, las generaciones de niños que están naciendo y ya vienenb muy informadas, –mueve los edos simulando tener un dispositivo en las manos– es importante dar un buen encauzamniento, que es el compromiso de ustredes, los medios de comunicación. Hagamos que el positivismo aflore en nuestra gente y nos contagiemos de ello todos.

Concluye la entrevista, se oye a nuestro director –¡Corte y queda! las cámaras se detienen, las luces se apagan., y el Maestro paisajista de Morelos permanece en su sitio de encuadre con las manos juntas y el gesto ausente sonriendo, luego se levanta y sale a pedir un poco de agua para todos.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.