Locutorio

La poesía erótica, un puente entre las personas

• Charla a propósito de su libro Letras de tu cuerpo, editado por la UAEM

Juan Pablo Picazo

Fotógrafo, psicólogo, activista y poeta, Javier “Che” Segura es un alma inquieta. Lo conocí hace muchos años, cuando trabajaba como Jefe de ediciones primero, y ya luego como director de prensa en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). Siempre habló de su poesía, publicaba unos versos aquí, un poema allá, pero la posibilidad de dar a la imprenta el libro se le hurtó durante mucho tiempo.

El pasado 3 de marzo en el auditorio de la Biblioteca Central Universitaria, fue presentado su libro Letras de tu cuerpo, en el que explora su pasión: el cuerpo femenino, en el que expresa su fascinación por cada paisaje articulado, cada valle y cada bosque de esa geografía que reta la voz de cualquier poeta a encontrar un estilo que lo diga todo sin perderse en la vulgaridad, el eufemismo, o la expresión del timorato.

Llevábamos mucho tiempo fraguando la entrevista; de hecho le hice una más simple vía Whatsapp pensando en una nota radiofónica que nunca pude producir. Javier Segura Román ya se creía burlado por mí, cuando se presentó la ocasión y acudió a los foros de Eje Sur Noticias y grabamos una emisión del programa Reflector Eje Sur.

Tiempos oscuros

Mientras todo alrededor ocupa su sitio, conversamos de todo y nada, de nuestra experiencia conjunta en las entretelas universitarias, del tristísimo papel de un gobernador perdido en el incumplimiento de sus propias promesas de campaña,… el equipo de producción se declara listo; se oyen las indicaciones: “Prevenidos”. “¿Cámaras?” “Grabando”. “¿Audio?” “Grabando” ¡Acción! En un instante pasamos de la cháchara desordenada, a la conversación formal frente a las cámaras:

— ¿Qué es la poesía para el “Che”?

Javier junta las yemas de los dedos de ambas manos mientras aspira hondo y se relaja. Una media sonrisa acude a acentuarle el rostro. Dice:

— La poesía, como escribió Gabriel Celaya, autor español, es un arma cargada de futuro. Vivimos tiempos oscuros, Juan Pablo. Tú lo sabes. Sin embargo considero que es tiempo de ir a la raíz de la palabra, y a la raíz de la voz; pues considero que hace más daño un escrito cuando es ejecutado por una voz.

Para mí, continúa el autor, la poesía ha sido un camino de vinculación con la gente que conozco, con la gente que amo. Gente a la que puedo sumarme para hacer cosas por un país diferente. Agrega que para él la poesía es casi una sustancia orgánica, como algo que puede unir a los seres humanos porque circula de uno a otro y aún dentro de sus cuerpos: “y circula desde el corazón hasta las uñas de los pies” y afirma: —También puede llevarnos del amor al odio.

Javier “Ché” Segura Román habla con soltura, se yergue en el sillón como un árbol a sus anchas en plena campiña, distinto al bosque pero cercano a él, crítico. Agita las manos, gesticula con el rostro agita la entrecana melena breve.

Poesía erótica

— ¡Corte! Nuestro director, Emiliano García detiene la producción, corrige tomas, verifica el audio registrado por la Tascam, reparte indicaciones. Javier y un servidor esperamos nuestro turno, el ritual de revista al audio y a las cámaras finaliza y el grito de “¡Acción!” nos devuelve al ruedo. Pregunto:

—Javier ¿Por qué incursionar en la poesía erótica?

— La poesía per se, surge hace muchos años; sin embargo toda hoy cuando hablamos de los cuerpos, cuando hablamos de los besos, del sentir, la gente tiene miedo. Es más fácil hacer poesía épica, es una larga tradición en las letras universales; pero también tenemos muestras de poesía erótica donde incluso muchos la niegan; ahí está el Cantar de los cantares, ahí en La biblia.

Su voz resuena consciente de que cada palabra es un arma presentando la batalla contra una tradición de silencio, eufemismos y cambios abruptos de conversación. Gana terreno, expande sus ideas. Afirma: “El erotismo no necesariamente es lo que se toca, es decir, manos, piernas, muslos; para mí es importante demostrarlo.”

Mientras habla, mi mente regresa a los audios que grabó respondiendo mis preguntas en la primera entrevista por Whatsapp, donde afirmaba ya que el erotismo es una batalla del sujeto por abrirse a su más plena expresión, y que en su libro sólo sigue la línea ya trazada por autores como Apollinaire y los poetas malditos, Efraín Huerta y Renato Leduc, entre otros.

En el foro, este “Che” que tengo enfrente afirma:

— Desde muy joven me sentí atraído por las mujeres, por las posibilidades de la comunión entre los cuerpos; sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de que el erotismo es básicamente pensamiento, dignificación del ser. Y además nos permite construir, soñar y claro: mojarnos.

Lectura, la revolución que hace falta

Javier “el Che” Segura, es psicólogo de formación por la UAEM. También es Educador de Calle por la Universidad Iberoamericana y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en el año 1992. En sus propias palabras, es “fotógrafo por afición aficionada”.

— ¿Cómo acercamos a la gente a la lectura?

— Considero necesario aprovechar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación; lo más importante es mostrarse serios, y abiertos y generar mayores espacios de expresión, comenzando por las universidades, pues por paradójico que parezca, es en ellas donde comienza la carencia de oportunidades de expresión.

Sería importante preparar una estrategia que incluya círculos de lectura de poesía y escritura de ensayos, de reseñas críticas, que le permitan a los participantes hablar sobre su comprensión para pasar luego a talleres de expresión literaria en los que se fomente la libertad.

Ante todo tenemos que empezar con los niños, educarlos con el ejemplo. Hablar abiertamente con ellos, que nos vean escribir, que nos vean leer. Crear foros en los que se pueda hablar de todo incluidos los temas tradicionalmente considerados prohibidos.

Psicólogo y poeta

Como escritor, ha participado escribiendo cuentos y algo de poesía en los escasos espacios destinados a ello en la UAEM y además, ha publicado en periódicos de la ciudad de Cuernavaca y revistas similares y en la Ciudad de México, así como en publicaciones estudiantiles en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), y fue antologado en el libro Reunión de Poesía erótica de Ediciones clandestino.

— ¿De qué manera se enlazan tus letras y tu profesión?

— Pues… mira, durante años la psicología ha sido freudiana principalmente, y en mis textos hay una influencia clara, aunque no es única; al respecto hay una relación muy fuerte con el erotismo que Michael Foucault desarrolló durante la época de la antipsiquiatría, hay muchos más, pero esos son los básicos.

A raíz de eso, continúa el autor, considero que uno como psicólogo tiene la oportunidad de expresar, de decir, de atreverse, y como es mi caso, —o eso quiero pensar— no hay tanto tabú ni tanto temor por escribir abiertamente unos versos a los senos de una mujer, al acto de penetrarla; en suma, al verbalizar las cosas del tacto y de la carne.

El entrevistado de Whatsapp me asalta nuevamente: “Para mí es imprescindible todo lo que se refiere al cuerpo, desde la uña al pubis, de la lengua a la vulva… es necesario plasmar la lucha que tenemos todos los seres humanos en estos tiempos desafortunados de violencia y expresar las letras del cuerpo. El reto es hacerlo de manera clara sin caer en el lugar común, y hacerlo bien para que tu trabajo no se tope con tapujos, pues pareciera que la época medieval aún no se acaba.”

Javier Segura Román sigue hablando, lo hace sin freno pero en orden y siguiendo las líneas de un concierto que se desenvuelve solo. Se impone. Concluye: — Considero que mi profesión me ha servido para comprenderme y para expresarme libremente.

Atreverse, lo más importante

“Tenemos que acabar con todos los miedos.” Afirma. — Nos han enseñado a tener muchos miedos, y escribir no es la excepción. La sola palabra “erotismo” ya causa prurito en la mayoría; la verdad es que siempre hemos querido decir cosas pero nos da miedo y vergüenza porque en las escuelas, las familias, las iglesias, y en general la sociedad nos ha dicho “ese trema está prohibido, ese tema no es de buen gusto”.

Añade: “Sugiero que invitemos a la gente a hablar, a escribir sobre el tema, y si los medios no admiten sus mensajes, sería bueno que en los periódicos y en los fanzines que hagan, suelten sus expresiones de ataduras, es tiempo de ver entremeses teatrales en las calles, y que se den diálogos entre parejas, para que todo lo que está callado, sea dicho.”

¡Corte y queda! El último grito nos indica que para la versión en redes la entrevista ha terminado, se apagan las luces y el “Che” y yo seguimos hablando; esas palabras, y muchas otras de las pronunciadas en la entrevista de Whatsapp, deberán seguir esperando.

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.