Sonetos, sonsonetes y otros versos de la calle

Paupertas

Juan Pablo Picazo

Las microdulces lágrimas de Estela,
la cobjija estragada de Gerardo,
la felina obsesión de la Pamela
y el miedo aderezado de Ricardo,

asuntos calle son que no de Estado
pues vagabundos no les duelen serios,
y sueño bajo puente atestado
importa nada ya, ni su misterio.

Otros en tanto gánanse las calles
poblando nuestras noches de suspiros,
cuerpos en aceras, sonoros ayes.

Reciben la limosna, sobras, tiros,
y se extienden en ácidos los valles
acomodándose a cualquiera giros. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.