Recibe Angelina Muñiz-Huberman Premio Nacional de Ciencias y Artes en literatura

Angelina Muñiz-Huberman, de la Facultad de Filosofía y Letras,

Tres universitarios recibirá mañana el Premio Nacional de Ciencias, y de Artes y Literatura 2018, escritora desde los nueve años; para ella, recibir esta distinción “es un gran honor, una gran alegría. Se siente uno muy feliz. Por otro lado te pone la disyuntiva de que no es un fin, sino un principio, y tienes que seguir mejorando, buscar nuevos caminos, escribir, y seguir adelante mientras la vida dure”.

Reconocida por sus investigaciones en literatura hispanohebrea medieval, novela neohistórica, estudios de la mística sefaradí en la literatura mexicana y por la creación del género de las seudomemorias, Angelina Muñiz-Huberman considera a la UNAM como “mi vida, desde que entré en 1955 a la Facultad de Filosofía y Letras, cuando casi se acababa de inaugurar Ciudad Universitaria. Es mi alma mater y todo se lo debo a ella. Aquí tuve profesores increíbles como Julio Torri, Agustín Yáñez, Luis Villoro, Ramón Xirau y Julio Jiménez Rueda”.

Ensayista, narradora y poeta, se naturalizó mexicana en 1954. Estudió los doctorados en Letras en la UNAM y en Lenguas Romances en la Universidad de Pennsylvania y la City University of New York; también realizó cursos de filología y literatura en El Colegio de México.

La autora de más de 30 libros, como Morada interior, El sefaradí romántico y Dulcinea encantada, recordó que su padre era periodista, en España, y su madre una gran lectora. “El ambiente que yo veía en mi casa era de lectura y escritura. Pertenezco al exilio español de 1939”.

Recién llegada a México, como a los 5 o 6 años, su madre le explicó su origen judío. Fue entonces que trató de indagar sobre ese pueblo y sus lecturas. Con el paso de los años “di clase sobre literatura hispano-hebrea medieval. Era una materia que no se impartía en la Facultad”.

El 18 septiembre de 1946, Angelina Muñiz-Huberman (Hyéres, Francia, 29 de diciembre de 1936), escribió su primer cuento, al que le llamó La familia de los pajaritos. Ya a los nueve años tenía la idea de que un día sería escritora, y lo logró hasta hacerse merecedora del Premio Nacional de Artes y Literatura 2018.

La también ganadora de múltiples reconocimientos, como los premios Xavier Villaurrutia 1985 por Huerto cerrado, huerto sellado, y el Universidad Nacional en Creación Artística y Extensión de la Cultura en 2003, pidió a las personas que no leen que lo hagan, “porque es divertido, porque la lectura te abre mundos, puedes viajar, imaginar, y hasta ir a otro planeta, conocer la historia, la geografía y a ti mismo. La literatura es la vida misma, ¿cómo no va uno a leer?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.