Noctívago

Inflamable

Juan Pablo Picazo

Perdido igual que siempre
busco portar
las antorchas
mismas
que regalan a otros
para iluminarse.

Y les veo flagrantes,
paso marcial y legajos de excelencia
andando entre vallas
de humanos postrados.

Pero siempre
estoy muy lejos de los pebeteros,
mando mis murciélagos
con los mensajes
y sólo aporto combustible
para las llamas que darán a otros.

Y recorro mis oscuros lares
con esta constante,
débil luz que dan mis venas,
en la invisibilidad,
inaudito,
inviable,
pero a voluntad inmarcesible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.