Pixabay fantasy-2847724_960_720 | La hormega

El ornitorrinco

Realidad contra ficción, la gran paradoja

Juan Pablo Picazo
Si quieres escuchar la versión radiofónica de este reportaje para el programa Morelos en la Hora Nacional, puedes entrar a este enlace.

Que la realidad supera a la ficción, es uno de los tópicos más socorridos del universo literario; la frase se le ha atribuido a Beckett, a Revueltas, a Dostoievski, Borges y muchos otros. La realidad por otra parte, dicen no pocos expertos en diversos campos, simplemente no existe, pues se trata solamente del constructo personal en torno a la experiencia de los sentidos.

Yo mismo, en el papel de escritor, soy muy afecto a trabajar en lo que ahora se llama literatura de especulación, o a veces géneros negros de la literatura, términos ambiguos y siempre a discusión, acaso por ello en nuestra conversación para este reportaje, Andrea Ciria me escucha usar el de literatura de especulación y dice: — Yo creo que ese término lo dejamos aparte, aún le falta mucha discusión…

Ya en otro momento Gerardo Horacio Porcayo me contaba que había escrito un libro de cuentos realistas, y mi experiencia como lector distaba de considerarlos así, cuando se lo confesé, sólo rió sonoramente y no entramos a debate. Quizá los lectores, estamos muy casados con definiciones más apegadas al realismo decimonónico, o bien, para los parámetros de Gerardo, aquello lo era.

El choque necesario

Así pues me pregunto ¿existe literatura de ficción? o bien ¿existe literatura digamos,realista? en nnuestros días, ya ni siquiera el sueño de la absoluta objetividad periodística se sostiene, y los teóricos de la comunicación le han sustituido por el término imparcialidad en muchos casos.

Sobre este punto hemos conversado con algunos de autores morelenses, todos ellos, reconocidos por su obra en los géneros literarios de ciencia ficción, terror, y fantasía, quienes abordan el punto desde la academia, el propio trabajo, y aún, su biografía. Por ejemplo:

— Las historias fantásticas necesitan invariablemente, tener una cercanía con la realidad. Debe haber verosimilitud para que se pueda generar entonces a través de la narrativa, obviamente en el mundo diegético, ese choque con lo sobrenatural, con lo irreal.

Andrea Ciria | Lengua de Diablo

Andrea Ciria

Así describe la escritora Andrea Ciria las condiciones para que la ficción, particularmente en la literatura fantástica, irrumpa creando el efecto estético deseado en el lector. Lo explica desde la técnica de los autores y con una base académica, para ubicarnos de plano en las entrañas del oficio.

Gerardo Horacio Porcayo, autor morelense reconocido como el introductor del Cyberpunk en América Latina,, nos lo explica desde su experiencia, desde ese desasosiego noctívago que tiene y que le empuja a escribir sin tregua:

— Este imaginar más allá, tener la posibilidad de horizontes más grandes, y darme cuenta de que muchas veces el problema es el ser humano ¿no? Pues otro autor decía — no me acuerdo quién —  que el ser humano es tan especial, que a donde quiera que va lleva su propio infierno. Es decir, el infierno no está afuera, es algo que vives y no importa que te vayas a las estrellas, o a grandes horizontes, a grandes urbes, si de hecho el infierno está contigo y tienes que vivirlo, y que sobrellevarlo.

Y como se escucha, los autores funden experiencia y observación, para extrapolar la ecuación de sus realidades, realizando preguntas y formulando hipótesis, lo que les lleva a la creación de sus mundos, ya utópicos o distópicos, y que nos entregan más tarde como advertencia o bien, como testimonio de lo que han entrevisto en el futuro.

Beka Laureano | La hormega

Beka Laureano.

La explicación de Beka Laureano, joven escritora de Ciencia Ficción, es más bien práctica y establece relación entre los hechos históricos y la trama novelesca, como prueba irrefutable de que la también llamada literatura de especulación ha de anclarse a realidades bien conocidas y convalidadas en el imaginario colectivo.

— La ciencia ficción es un reflejo de lo que sucede en su momento, y profetiza lo que podría suceder si seguimos por determinado camino. Si tomamos como ejemplo La guerra de los mundos de H.G. Wells, pueden hacerse varias lecturas, como la que establece que se trata de una crítica a las acciones coloniales en África, Asia y América; Europa siempre ha tenido una tecnología superior, lo cual siempre ha otorgado a los europeos una condición de seres superiores, cuya misión, creían ellos, era conquistar todos los países y pueblos… Por ello la Ciencia ficción no está alejada de la realidad, sino que poarte de ella y a ella vuelve de una u otra forma.

Que reflexionemos sobre el género fantástico ahora no es una casualidad, apunta Gustavo de Paredes, pues en nuestro país se vive un resurgimiento del mismo tanto en producción como en lectura, siguiendo una tendencia internacional. Pero ¿Cómo funciona el choque entre ficción y realidad? ¿Es absolutamente necesario?

Gustavo de Paredes | La hormega

Gustavo de Paredes

— Las  nuevas teorías, déjame decirte, han comenzado a cuestionar esto; ahora se habla mucho de la literatura especulativa que tiene una forma distinta de pensar esto, si realmemnte debe existir o no un choque y no más bien una correlación entre estos dos polos, pero digamos que desde el punto de vista más ortodoxo, si efectivamente tendrías que pensar en que aparte de este choque tiene que haber una ambigüedad en el tema fantástico, para que se pueda dar. Uno de los aspectos más importantes cuando hablo de ambigüedad es que nunca sabes exactamente qué es lo que sucedió en un cuento ¿no? Y me remito a Edgar Allan Poe, si uno lee La caída de la casa de Usher, al final uno se queda con una duda bastante sobre si el cuento trató de locura, si el cuento fue un sueño, o si el cuento fue una historia de horror, y esto es algo muy importante en el género fantástico. Esta ambigüedad que no nos permite llegar a una conclusión real.

El realismo y las malas lecturas

Existen también quienes piensan que géneros como el terror, el horror, la ciencia ficción y la fantasía, son algo así como subliteratura, pues al no ocuparse directamente de la realidad, sólo pueden considerarse como un mero pasatiempo. Y si bien los autores entrevistados no están de acuerdo con ese pensamiento, han explorado su veta realista más de una vez. Un ejemplo es el de Andrea Ciria, quien se asoma a otro género con la escritura de una nueva novela:

— Y precisamente este año espero que ya salga a la luz mi siguiente novela, y es policíaca. Entonces si, al parecer brinca del género fantástico al género policíaco, precisamente por esta gran oportunidad de hacer conjeturas ¿no? ¿Qué pasó aquí? ¿Qué no pasó? ¿Qué tal si…? ¿Qué tal si no…? Esta ambigüedad que tenemos como lectores, aunque se va a resolver un caso, un asesinato, y se hará de manera realista, no dejamos de hacer estas conjeturas y de imaginar muchas posibilidades.

Gerardo Horacio Porcayo | La hormega

Gerardo Horacio Porcayo.

Es Gerardo Horacio Porcayo quien acaso revela lo que la mayoría de los autores piensan respecto a estas etiquetas y su impacto en la sociedad:

— Yo sigo escribiendo según me venga la inspiración, no escribo siempre sólo una cosa, hay varias cosas en el horno. He tratado de seguir escribiendo cuentos realistas, pero también tengo que aceptar y abrazar mi realidad, ¿no? soy alguien que ha vivido siempre en esta noción mágica de las cosas. Uno de los materiales que recientemente terminé, fue una novela que la podríamos catalogar de “realismo mágico”, pues en ella integro todo ese tipo de visiones, entonces es como una mezcla de Rulfo y García Márquez en una cosa que está además actualizada, es algo muy raro.

También trabajo historias de ciencia ficción pura, tal parece que llegaron los vampiros para quedarse porque no puedo dejar de escribir cosas de vampiros, hay muchas cosas que se están produciendo, estoy tratando de ya no obedecer como a etiquetas, entonces cada cabeza es un mundo, en ese sentido, ahora estoy mucho con esta teoría de la interpretación, que dice que realmente todos los grandes hallazgos de la humanidad han sido malas lecturas…

Anuncios
MHN-28OCT-18-Alcira ° Carmina García | La hormega

Morelos en La Hora Nacional

Alcira Soust, la poesía en armas del 68

Raúl SIlva de la Mora

De Alcira Soust Scaffo se sabe que fue la uruguaya que, temerosa, se escondió en un baño de la Facultad de Filosofía y Letras cuando el ejército tomó la Universidad Nacional Autónoma de México, en septiembre de 1968. Pero Alcira fue mucho más que ese momento dramático. Poeta, activista cultural, traductora y maestra, dejó huellas en la vida cultural mexicana y una reciente exposición en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, valora su legado.

Acompáñenos este domingo 28 de octubre en su programa Morelos en la Hora Nacional o hágalo descargando nuestra app para dispositivos móviles. Si lo prefiere escúchenos vía streaming, en este enlace del Instituto Morelense de Radio y Televisión.

MHN-28OCT-18-convivencia | Carmina Garcia | La hormega

Morelos en La Hora Nacional

Convivencia escolar para construir comunidad

Juan Pablo Picazo

La convivencia escolar es uno de los temas más estudiados de la dinámica social en nuestros días. El complejo entramado de relaciones que se establecen en un centro escolar trasciende los muros y afecta las relaciones del individuo en su núcleo familiar y su entorno social. Por ello es necesario trascender los enfoques preventivos tradicionales, y construir nuevos acuerdos de convivencia que nos ayuden a una recuperación del tejido social. Eso nos dice la investigadora social Érika Rivero, en una entrevista.

Morelos en la Hora Nacional, es una revista cultural producida por el Instituto Morelense de Radio y Televisión, en cuyas frecuencias puede escucharnos , o vía streamisng, o si lo prefiere, descargue nuestra app para dispositivos móviles.

Públicos y artistas en evolución | La hormega

El ornitorrinco

Nuevos públicos, nuevos artistas

Juan Pablo Picazo

Si quieres escuchar la entrevista contenida en el Programa Morelos en La Hora Nacional, sigue este enlace.

El estado de Morelos es rico en manifestaciones artísticas, patrimonio histórico y cultura, así como punto de conexión entre diversos destinos en la región centro-sur del país; lo que deriva en un buen caldo de cultivo para el desarrollo de diversas generaciones de artistas y sus propuestas. ¿Cómo se forman estas nuevas generaciones de artistas? Antes de que las Instituciones existieran, y aún hoy con ellas, parte de la labor la realizan los propios artistas. 

Jóvenes en acción

Son muchos los actores del arte y la cultura morelense quienes afirman que en Morelos se vive un momento especial para el desarrollo de las disciplinas artísticas, cada uno de ellos tiene una idea muy particular sobre hacia dónde apunta este desarrollo; por ejemplo, el escritor y editor Ricardo Venegas, se muestra optimista y así lo consigna:

Hay muchos géneros desarrollándose en la escena: narrativa, poesía, crónica incluso. –Nos dice Venegas– Por ejemplo la crónica es importantísima; y hay muchos jóvenes valiosos y emprendedores que merecen tener un lugar porque sí hay talento en Morelos. Agrega que además de los poetas y los narradores, hay gente muy valiosa en el estado.

Aunque Venegas lo enfoca desde sus quehaceres profesionales, que son la edición y la literatura, su optimismo es compartido por otros personajes, como el escritor y promotor cultural Juan Francisco García Reynoso, quien nos dijo quien se dice maravillado ante la enorme cantidad de jóvenes proponiendo, y trabajando en el ámbito cultural en el estado. Agrega: “Yo siempre he diocho que Cuernavaca tiene una excelente vida cultural y artística.”

Ambos personajes coinciden en un punto: la acción de los jóvenes como factor de cambio permanente, pues han sido ellos quienes, haciendo uso de las nuevas tecnologías, han abierto nuevos canales de expresión, han fundado nuevas propuestas artísticas en literatura, música, plástica, teatro, y danza, además de abrir foros, galerías, cafés, centros culturales, y talleres, y hasta medios de comunicación, por decir lo menos.

Artistas y maestros

Lo anterior ha ocurrido en Morelos —y en todo el país, hay que decirlo— pese al estereotipo tradicional del joven indolente y alienado ¿Cómo se ha logrado esto? Una parte ha sido gracias a la enseñanza artística en instituciones como el Centro Morelense de las Artes, La Escuela de Escritores Rocardo Garibay, y las facultades de Humanidades y Artes en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos; sin embargo, los propios artistas en Morelos, llevan años formando nuevos públicos y nuevos artistas mediante talleres, cursos, diplomados y otras experiencias formativas similares.

“Yo doy talleres, primero porque me divierto –confiesa la escritora Alma Karla Sandoval con una sonrisa–, la paso muy bien, y es una manera no de ganar grandes sumas, pero sí es una forma bastante digna, y me parece que honrosa de asistir al nacimiento de escritores.”

“Llevo ya casi diez años formando cuadros, de poetas y escritores que también están encontrando la manera de madurar sus voces, y de consolidarlas; que uno nunca termina en esta búsqueda literaria que te lleva todos los años de tu vida, pero es maravilloso encontrase una intuición. Un caso es el de Ivana Melgoza, el de Andrea Ortíz, Fernando Rubín, el de tantos, que de repente llegaban con quince o dieciséis años, y escribían en un cuaderno tipo diario muy escondido muy íntimo algo que no sabían qué es. Y de repente tener ese encuentro con los primeros garabatos poéticos de un ser humano que tiene futuro como escritor, me parece milagroso.”

La escritora expone su experiencia desde la literatura. No obstante, los testimonios de artistas como formadores de nuevos cuadros, se repiten en todas las disciplinas, Esta es la experiencia del director de cine, Fernando Méndez, quien nos cuenta:

“Me dí cuenta de que existen muchos chicos muy pequeños de nueve, de diez años, que querían ya estudiar cine y decidí darme la oportunidad de trabajar con ellos y ver qué historias podían ellos contarme a través de los medios audiovisuales, y por otro lado, justamente mostrarles todo lo que involucra hacer cine ¿no? toda esta parte del trabajo en equipo y todo esto.”

Fernando Méndez agrega que dar clases a niños y adolescentes ha sido un reto que le ha obligado a replantearse por entero sus estrategias didácticas, por lo que el discurso teórico debe quedarse a un lado y ser plenamente sustituido por ejercicios prácticos.

La experiencia de tratar con talentos tan jóvenes se le ocurrió por la experiencia del “Taller para chavitos”, impartido poco antes por su esposa, la escritora Montserrat Ocampo, cuya idea era en principio, compartir con ellos las lecturas que le habían marcado a esa misma edad, en un taller veraniego que se convirtió en un gran gran hallazgo.

“Ese trabajo la verdad fue muy especial para mí porque me dí cuenta de pronto que tenía conmigo de escritores de 10 años y hasta 16 años, todos conviviendo en la misma mesa, y era una cosa increíble lo que se formaba, pues pese a sus procesos mentales tan distintos, se formaba una experiencia enriquecedora; y en verdad que funciona tenerlois juntos ocupados en la creación, en escribir y proponer algo.”

Tiempos de ruptura

El que no sólo jóvenes, sino adolescentes y niños se muestren tan interesados y dispuestos al aprendizaje y el ejercicio del arte, nos habla de un futuro promisorio, pues ya en nuestros días se nota un cambio respecto a los tiempos precedentes, Davo Valdez, lo describe así:

“Yo creo que estamos en un tiempo que a mí me emociona mucho porque se están rompiendo muchos paradigmas que han sobrevivido a lo largo de los siglos; uno de ellos por ejemplo tiene que ver con el tema de las generaciones, pues creo que éstas ya no tienen que responder a un tema de edad, o a un tema de disciplina ¿no? es decir que cada cuál acompañe sólo a los de su tiempo o su arte, que los fotógrafos estén sólo con los fotógrafos, etcétera. Creo que las nuevas tecnologías y la internet, con todo y lo que les podamos criticar, nos han acercado y han logrado que todos nos pongamos en la mira de unos y otros, y so a la larga, será benéfico para el arte.”

Morelos en la Hora Nacional

Raúl Aguilar, un artista de la mirada y el movimiento

Raúl SIlva de la Mora

La danza y la fotografía han sido dos faros que han iluminado la vida y la obra de Raúl Aguilar. Nacido en Cuernavaca, Morelos, el 18 de agosto de 1944, fue parte del Ballet Folclórico de Amalia Hernández, del Ballet de las Américas y el Ballet Independiente, del cual fue fundador.

Aguilar Aguirre conjuntó su labor de fotógrafo con la de bailarín, lo cual hizo posible la creación del registro fotográfico más importante de la danza contemporánea de México. Este trabajo de periodismo sonoro,  nos acerca a Luz y movimiento, proyecto de rescate del acervo creado por este singular artista morelense.

Este domingo 21 de octubre de 2018, a través de las frecuencias del Instituto Morelense de Radio y Televisión, o vía streaming por la pestaña Radio en vivo en http://imryt.org/radio o bien, descarga la app del IMRyT. Por supuesto, la e cards es de Carmina García.